Andrés Arauz fingió tener COVID para no ir a los primeros debates

Una fuerte interna dentro de la política ecuatoriana, a pocos días de las elecciones presidenciales en ese país, involucra directamente al gobierno argentino en lo que tiene que ver con la política sanitaria en tiempos de pandemia por Covid-19 y la aplicación de la vacuna Sputnik V

Dos fuentes de primera línea del Movimiento Centro Democrático le aseguraron a Clarín que Andrés Arauz Galarza, el candidato presidencial de Unión por la Esperanza (UNES) y del que dicho espacio forma parte, que se perfila como favorito para las elecciones del próximo domingo 7 y es el delfín político del ex presidente Rafael Correa, fue vacunado en la Argentina con una dosis de Sputnik V cuando visitó el país, en los primeros días de diciembre, para reunirse con el presidente Alberto Fernández y la vice, Cristina Fernández de Kirchner.

Arauz, de 35 años y principal candidato a imponerse en los comicios del domingo, estuvo en la Argentina entre el jueves 3 y el sábado 5 de diciembre del año pasado. En su paso, en busca de apoyos políticos para la campaña, se reunió con Alberto Fernández y con Cristina Kirchner, con quienes se fotografió, al igual que con el gobernador bonaerense Axel Kicillof y el senador del Frente de Todos, Mariano Recalde. Además, concedió una entrevista al canal de noticias C5N.

Según describen en Ecuador, en aquel viaje de Arauz al país, el candidato recibió una dosis de la vacuna Sputnik V, que todavía no estaba aprobada para aplicar, pero que llegó desde Rusia a la Argentina antes del primer avión que trajo 300.000 dosis a finales de diciembre.

El 18 de diciembre, en un encuentro entre las principales autoridades del Movimiento Centro Democrático -que encabeza el ex alcalde del municipio de Guayas y aliado de Arauz en esta elección, Jimmy Jairala– surgió una charla, que reprodujeron fuentes que optaron por preservar su identidad y formaron parte del mismo.

E​n el intercambiose dialogó sobre la versión de que Arauz había contraído Covid-19 y de que «eso era imposible» ya que el joven dirigente se había vacunado en la Argentina a principios de ese mes. La decisión se había tomado de manera preventiva ante lo que sería el inicio del tramo más intenso de la campaña electoral, para evitar que tuviera que ser aislado.

«Arauz no se quería vacunar, pero recibió un llamado de Correa en el que le recomendó hacerlo», sostuvieron las fuentes, que se barajaron las opciones de usar la dosis en Venezuela y en Argentina, pero que se inclinaron por nuestro por considerar que lleva adelante una estrategia sanitaria más segura contra el Covid-19.

El nexo, según comentan las fuentes involucradas y pertenecientes al Movimiento Centro Democrático, fue el consultor político local Amauri Chamorro, que trabaja dentro del armado de campaña, y facilitó el contacto con el Ministerio de Salud de Argentina. Las fuentes, en ese sentido, comentaron que quien estaba gestionando las dosis en el país era «Carlota Vizcoti» (sic).La referencia apuntaba a la Secretaría de Salud, Carla Vizzotti. Fuentes del Ministerio de Salud argentino consultadas por Clarín dijeron no tener información al respecto.

Arauz confirmó que se había contagiado de Covid-19 el 19 de diciembre, un día después del encuentro entre las autoridades del Movimiento Centro Democrático. Las fuentes consultadas descreen de esa Infección, argumentando que así cumplió los días de cuarentena indicados para poder ser parte de la campaña un partir de la primera semana de enero .

El candidato del Gobierno​

El encuentro del 4 de diciembre no fue el único que Arauz tuvo con Fernández. Según consta en el registro de Audiencias, y tal como lo retrató en Twitter, se vieron el 8 de noviembre en La Paz, durante la asunción de Luis Arce como Presidente, cuando dialogó con el jefe de Estado argentino y buena parte de su gabinete presente allí.

​Fue el primer apoyo explícito de Fernández a la candidatura de Arauz, surgida a partir de la imposibilidad de Correa de presentarse, debido a una condena a ocho años de prisión por corrupción durante su último mandato. Presidente de Ecuador de 2007 a 2017 y aliado estratégico del kirchnerismo, Correa vive en Bruselas (Bélgica) desde que dejó el cargo, enfrentado con el actual jefe de Estado ecuatoriano, Lenín Moreno, su otrora aliado y vicepresidente.

Hace una semana, en tanto, Arauz anunció públicamente que el gobierno de Alberto Fernández le había garantizado una provisión de 4,4 millones de vacunas de AstraZeneca-Oxford. Días después, el presidente argentino pidió por redes sociales que el proceso electoral en Ecuador del próximo domingo se lleve adelante respetando los procedimientos democráticos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira tambien